ARTÍCULOS HISTÓRICOS

24 de septiembre de 2018

LAS CALLES DE MANZANARES A FINALES DEL SIGLO XX (IV)

Este sector se ha desplegado y consolidado en varias fases consecutivas. El trazado de las calles principales, comprendidas entre la antigua calle de la Virgen y la carretera de La Solana; como son las de Molinos de Viento, Jacinto Benavente, Olivas y San Marcos, data del último tercio del siglo XIX.
A medida que fue creciendo la población se subdividieron las grandes parcelas y aparecieron otras calles de más reciente creación. Aún hoy sigue siendo una zona en proceso de expansión, construyéndose gran número de pisos en las vías que bordean el gran parque del Polígono.
Destacan aquí la presencia de la Residencia Sanitaria de la Seguridad Social "Nuestra Sra. de Altagracia", inaugurada en 1973 por el entonces Ministro de Trabajo D. Licinio de la Fuente, el Parque del Polígono y el edificio del Gran Teatro.
Comprende las siguientes calles:

CALLE DE BLAS TELLO
En memoria del abogado y político manzanareño D. Blas Tello y Fernández-Caballero, que vivió entre los años 1908 y 1984. Su casa todavía se conserva al principio de la calle.
Ocupó destacados cargos en la Magistratura de Trabajo, siendo nombrado Gobernador Civil de Toledo en 1944. Entre 1951 y 1958 se ocupó de la Dirección General de Política Interior, pasando seguidamente a la presidencia del Instituto Nacional de Previsión y Subsecretaría del Ministerio de la Vivienda. Contaba con las medallas de oro de Ciudad Real y Manzanares, su ciudad natal, que le debe entre otras muchas cosas el haber sido el principal impulsor de la construcción de la Residencia Sanitaria.
Esta calle comunica la Plaza de Alfonso XIII con la calle de Francisco Elipe y con anterioridad constituía un tramo de la calle de las Monjas.
CALLE ANEGA
Al igual que la anterior enlaza la Plaza de Alfonso XIII con la calle Francisco Elipe y converge con la de Blas Tello en la zona conocida tradicionalmente como Sima del Polaco, por haber existido allí una fosa para evacuar al subsuelo las aguas llovidas antes de que se construyera la red de alcantarillado.
Posiblemente deba su nombre a la frecuencia con que se anegaba cuando la citada sima no lograba eliminar toda el agua recogida por las calles adyacentes.
En el plano de 1926, el primer tramo, entre Morago y Molinos de Viento, aparece con el nombre de calle Juan Gallego.
Durante el período franquista fue bautizada como calle de los Hermanos García-Noblejas, en memoria de cinco hermanos falangistas de raíces manzanareñas, llamados Jesús, Ramón, José, Javier, y Salvador García-Noblejas Brunete, muertos en distintas circunstancias en Madrid y otros frentes durante la guerra civil de 1936 o combatiendo el comunismo en la División Azul.
Llegada la democracia recuperó su nombre original.

CALLE DE LA CANDELARIA
Discurre a continuación de Blas Tello, uniendo la de Francisco Elipe con la carretera de La Solana. Tiempo atrás enlazaba con la cuesta de Los Lagartos y el camino de San Marcos.
Debe su nombre a que atraviesa la que fuera huerta de la Candelaria, y recuerda la advocación de la Virgen en la fiesta de su purificación, celebrada el día 3 de febrero.
En la esquina con la calle Francisco Elipe se encuentra el grupo escolar "Candelaria" creado en 1978.

CALLE DEL DOCTOR CABANAS
Calle corta y con codo en ángulo recto que comunica la del Cid con la de Francisco Elipe.
Así llamada en memoria del doctor en medicina D. Claudio Cabanas Otero, nacido en La Habana el año 1882, de padre gallego.
Ejerció su profesión en Manzanares como médico dela Beneficencia entre 1925 y 1942, año en que cesó por trasladarse a Alcázar de San Juan.
Fue además uno de los principales impulsores de la constitución de la Sociedad de Aguas Potables y Alcantarillado de Manzanares, ocupando la presidencia del Consejo de Administración entre 1925 y 1927. Nombrado Hijo Adoptivo de Manzanares el 30 de junio de 1923. 

CALLE DEL CID
Comunica la calle Jacinto Benavente con la de Francisco Elipe.
Recibe tal nombre en homenaje al caballero castellano Rodrigo Díaz de Vivar que vivió entre los años 1049 y 1099, famoso por sus lides guerreras, entre las que destaca la toma de Valencia.

CALLE SAN MARCOS
Une la calle Morago (desde la antigua plazuela del Rosado) con la carretera de La Solana. Antiguamente estuvo integrada por la calle Rosado, desde Morago a Virgen, y calle San Marcos, desde Virgen a Francisco Elipe, enlazando con el camino de los Carreños.
Durante el período franquista Rosado y San Marcos que unificadas bajo la denominación de calle General Sanjurjo, en memoria de José Sanjurjo Sacanell, militar africanista que se distinguió en las campañas de Marruecos y ocupó luego destacados cargos como los de Comisario Superior del Ejército de África y Director General de la Guardia Civil y Carabineros.
Fue responsable del intento de golpe de Estado contra la República en 1932 y murió en accidente de aviación en 1936.
Durante algún tiempo coexistió la calle General Sanjurjo con la de Bretón, la cual discurría a continuación desde la de Francisco Elipe a la carretera de La Solana. Esta última debía su nombre a D. Tomás Bretón Hernández, compositor salmantino que vivió entre 1850 y 1923 célebre por haber puesto música a zarzuelas tan famosas como "La verbena de La Paloma".
En la remodelación de 1957 Bretón desapareció quedando absorbida por la del General Sanjurjo.  Llegada la democracia se dio a todo el trayecto, desde Morago a la carretera, el nombre de San Marcos.
En la esquina formada por San Marcos y Morago destaca la presencia del Gran Casino de Manzanares, construido en 1916 y actualmente en lamentable estado de conservación.

CALLE DEL DOCTOR CAMACHO
Llamada antiguamente calle del Cojo Maestro(?), comunica las calles Toledo y Virgen de Gracia.
Entre 1931 y 1939 se denominó calle de Joaquín Costa, en honor al diputado republicano D. Joaquín Costa Martínez, ilustre jurisconsulto, escritor y sabio insigne, natural de Monzón (Huesca), que vivió entre los años 1846 y 1911. Durante el período franquista cambió por calle Muñoz Seca, en recuerdo de D. Pedro Muñoz Seca, fecundo comediógrafo que nació en El Puerto de Santa María en 1881 y murió en Paracuellos del Jarama en 1936 como consecuencia del proceso revolucionario desatado en los primeros meses de Guerra Civil.
Autor entre otras muchas obras de "La venganza de D. Mendo" y "El Refugio", esta última escrita en parte durante su estancia en el Parador de Turismo de Manzanares el año 1932.
Hace pocos años cambió su nombre por calle Doctor Camacho en memoria de D. Matías Camacho Ruiz-Escribano, médico de la Beneficencia Municipal durante cuarenta años. Vivió entre 1884 y 1961 y habitó la casa que hace esquina entre dicha calle y la de Toledo, donde también tuvo una importante clínica privada hacia 1922.
Estaba en posesión de la Cruz al Mérito Militar, concedida por su diligencia y arrojo en la atención de los heridos provocados en el atentado contra Alfonso XIII, ocurrido en 1906 en las calles de Madrid.

CALLE CONCHA ESPINA
Calle corta que une la de Virgen de Gracia con Molinos de Viento.
Su nombre recuerda a la gran escritora santanderina Concha Espina Tagle, que vivió entre 1869 y 1955, autora entre otras obras de "La esfinge maragata" y "La niña de Luzmela", ésta última premio nacional de literatura en 1927.
En el plano de 1926 aparece como calle Pinorro.

CALLE ISAAC ALBÉNIZ
Calle de reciente apertura que comunica la de Jacinto Benavente con la carretera de La Solana.
Debe su nombre al brillante pianista y compositor gerundense Isaac Albéniz Pascual, quien vivió entre los años 1860 y 1909, al que debemos obras tan sublimes como la Suite Española, Marcha Nupcial, Pavana, etc.

CALLE DE LOS PADRES CAPUCHINOS
Comunica la calle Toledo con la carretera de La Solana. Debe su nombre a la orden religiosa de los Franciscanos Descalzos que tuvieran casa conventual en Manzanares desde 1944 a 1982. Tradicionalmente se denominó calle de las Olivas por conducir a unos olivares próximos a la población, e incluía a otra más antigua llamada calle Fachada de Gracia que iba desde Toledo a Virgen de Gracia.
PLAZA DEL GRAN TEATRO
Limitada actualmente por las calles Toledo, Padres Capuchinos, Libertad y Molinos de Viento.
Debe su nombre al Gran Teatro municipal construido en 1910 sobre el solar que ocupara el viejo cementerio parroquial, que fue derruido en 1975.
La plaza en su enorme superficie acoge la nueva parroquia Virgen de Altagracia inaugurada en 1975 y el edificio de los juzgados Municipal y de Primera Instancia, estos últimos ubicados en el lugar que antes ocupó el grupo escolar "Teatro".
Cuando existía el Gran Teatro la plaza era mucho más reducida y se denominaba Plaza de la Virgen de Gracia por la existencia en ella de la ermita del mismo nombre, edificada en el siglo XV y destruida durante el período revolucionario de 1936.
A partir de la remodelación del callejero efectuada en 1957 se cambió el nombre por Plaza del 2 de Mayo en conmemoración del día 2 de mayo de 1808, cuando el pueblo de Madrid se levantó contra los invasores franceses dando origen a la Guerra de Independencia. Recientemente ha cambiado el nombre por Plaza del Gran Teatro.

CALLE VIRGEN DE GRACIA
En la actualidad va desde la calle de Blas Tello a Padres Capuchinos, pero antes estuvo formada por dos tramos. El primero era la calle de San Juan, desde Blas Tello a San Marcos, y el segundo era la calle de la Virgen, desde San Marcos a Padres Capuchinos.
La de San Juan era así llamada por la presencia, en la esquina con Blas Tello, de una ermita bajo la advocación de San Juan evangelista, dedicada desde finales del siglo pasado a escuela pública.
Durante la Guerra Civil de 1936 ambas calles se unificaron como calle Lina Odena en memoria de Paulina Odena García, destacada miliciana del Partido Comunista muerta al principio de la guerra.
Finalizada la contienda recobraron sus nombres originales, fundiéndose ambas tras la reforma de 1957 como calle Virgen de Gracia.

CARRETERA DE LA SOLANA
Forma parte de la N-430 y tradicionalmente se la conoció como carretera de La Solana o carretera de Infantes.
Discurre desde la calle Toledo hasta la salida del pueblo en dirección sur.
En la esquina de la carretera con la calle San Marcos se encontraba la Cárcel del Partido construida en 1921 y convertida actualmente en Centro de Salud.

CALLE DE LOS MOLINOS DE VIENTO
En recuerdo de las típicas construcciones manchegas que desde tiempo inmemorial aprovechaban la energía eólica para moler granos de diferentes cereales.
Es hoy una de las calles más largas del pueblo, recorriéndolo de norte a sur para enlazar la calle Libertad con la del Matadero.
Tiempo atrás estuvo dividida en dos tramos; el que corresponde a esta zona iba desde Libertad a Blas Tello y se denominaba calle Cañameros en memoria de los artesanos que en ella trenzaban cáñamo y esparto para fabricar sogas, espuertas y capachos.
En ella destaca la presencia de la actual Casa del Pueblo, construida sobre el mismo solar donde en 1911 se levantara el edificio primitivo.

CALLE JACINTO BENAVENTE
En memoria del insigne dramaturgo y académico madrileño que recibió el premio Nobel de Literatura en 1922, autor entre otras obras de "La Malquerida" o "Los Intereses Creados".
Discurre paralela a Molinos de Viento enlazando la carretera de La Solana con Blas Tello. En el pasado estuvo dividida en dos tramos; la calle de la Pólvora, desde Agustina de Aragón a San Marcos, y calle Lugarejo desde San Marcos a Anega, prolongada luego hasta Blas Tello.
Durante la Segunda República cambió por calle Ruiz Zorrilla en homenaje a Francisco Ruiz Zorrilla, político de temperamento revolucionario que llegó a ser ministro de Gracia y Justicia al triunfar el movimiento de 1868. (Aprobado el cambio en sesión ordinaria de 24-X-1931).
Terminada la Guerra Civil, Pólvora y Lugarejo se fusionaron como Jacinto Benavente, segregándose el tramo comprendido entre Agustina de Aragón y carretera de La Solana, el cual pasó a denominarse calle del Frente de Juventudes.

CALLE FLOR
Comunica la calle Jacinto Benavente con la carretera de La Solana.
Anteriormente estaba formada por el callejón del Codo, desde Jacinto Benavente a Padres Capuchinos, y por la calle Quevedo, desde Padres Capuchinos a la carretera. Ambos tramos se unificaron como calle Flor, dando el nombre de Quevedo a la que lo ostenta en la actualidad.

CALLE PRIMERO DE MAYO
Calle de reciente creación, abierta para comunicar la de Isaac Albeniz con la de San Marcos.
Recuerda la fecha en que se celebra la fiesta del trabajo, de profundo significado histórico para las organizaciones sindicales obreras.
PLAZA DE DON QUIJOTE Y BARRIO DE LA CANDELARIA
Forman un conjunto urbanístico de bloques de viviendas sociales de dos y tres plantas, levantados en la parcela limitada por las calles San Marcos, Francisco Elipe, Candelaria y carretera de La Solana, donde antes se encontraba la huerta de la Candelaria de la que tomaron el nombre.
La primera fase de este grupo de casas, llamado "18 de julio" en conmemoración de la fecha del alzamiento militar de 1936, lo constituyen cincuenta y cinco viviendas construidas por la Delegación Nacional de Sindicatos en 1955. La segunda fase data del año 1964 y la componen varios bloques de pisos que suman otras ciento cuatro viviendas.
Más tarde este barrio adoptó el nombre de Barrio de la Candelaria.

CALLE LIBERTAD
Discurre actualmente desde la calle Toledo a la de San Juan Bautista, cruzando la carretera de La Solana.
Hacia principios de siglo el primer tramo comprendido entre la calle Toledo y la carretera se llamó calle de las Parcas como las tres deidades mitológicas Cloto, Láquesis y Átropos, de las cuales una hilaba, otra devanaba y otra cortaba el hilo de la vida humana. Cruzando la carretera enlazaba con el camino de los cementerios.
Durante la Segunda República fue bautizada como calle Mariana Pineda en honor a la dama granadina ejecutada en 1831, durante el oscuro reinado de Fernando VII, por bordar una bandera liberal.
Durante el período franquista se denominó calle de los Mártires, ya que por ella fueron conducidos muchos de los caídos durante los meses revolucionarios de 1936 para ser fusilados en las inmediaciones del cementerio.
Tras la llegada de la democracia fue rebautizada como calle Libertad.

CALLE AGUSTINA DE ARAGÓN
Comunica la calle Toledo con la del Comandante Camacho y su nombre rememora a la heroína aragonesa que demostró su arrojo y entereza combatiendo contra las tropas francesas durante el sitio de Zaragoza.
Anteriormente se llamó calle Cervantes en memoria del autor del Quijote, hasta que este nombre se dio a la que lo ostenta actualmente.

CALLE SAN PEDRO
Comunica la calle Toledo con la de San Juan Bautista aunque el último tramo está aún por urbanizar. Debe su nombre al apóstol San Pedro, pescador de Betsaida (Galilea), que se hizo discípulo de Jesús y llegó a ser el primer obispo de la iglesia católica.
Parece que sufrió persecución y fue crucificado en Roma en tiempos de Nerón, estando su tumba bajo la Basílica de San Pedro del Vaticano.
Anteriormente recibió este nombre la actual calle 1ª Vuelta de D. Pedro.

CALLE DE LAS BRIGADAS NAVARRAS
Último callejón que salía de la calle Toledo a la derecha hacia el extrarradio.
Bautizado tras la guerra en homenaje a las primeras fuerzas franquistas que entraron en el pueblo al finalizar la guerra civil de 1936.
CALLE DEL COMANDANTE CAMACHO
Enlaza la calle San Pedro con Libertad.
Recibió este nombre por acuerdo municipal adoptado el 26 de febrero de 1925 como homenaje a D. Ildefonso Camacho Díaz-Pinés, capitán de Regulares muerto en acción de guerra en Tazarut (Marruecos) el año 1921 y posiblemente ascendido a título póstumo.

CALLE NUMANCIA
Calle corta que une la de San Pedro con Agustina de Aragón. Recibe este nombre en memoria de la antigua ciudad íbera, ubicada en territorio de la actual provincia de Soria, donde el año 133 a.C. fue sitiada por los romanos suicidándose todos sus habitantes, tras una heroica resistencia, antes que pudiera tomarla el general Publio Cornelio Escipión.

CALLE DE PÍO BAROJA
Calle corta que enlaza Agustina de Aragón con Libertad. Debe su nombre a D. Pío Baroja Nessi, médico y novelista natural de San Sebastián que vivió entre 1872 y 1956, autor entre otras obras de "La lucha por la vida" o "Zalacaín el aventurero", siendo una destacada figura de la generación del 98.
Durante el período franquista recibió la denominación de calle del Frente de Juventudes por su cercanía a la sede local de Falange Española instalada en la casa del Pueblo.
Antes de la guerra de 1936 formó parte de la calle de la Pólvora.

CALLE DEL CIPRÉS
Comunica la carretera de La Solana con la de San Juan Bautista de la Concepción.
Recibe este nombre del árbol de la familia de las coníferas de madera rojiza y olorosa, abundante en los cementerios. Antes de la remodelación de 1957 se llamó Continuación de Olivas

CALLE DEL GALLO
Calle estrecha con codo y sin urbanizar que va dese la calle del León hasta la de San Juan Bautista. Se aprobó el nombre por la Corporación Municipal en sesión del 17 de enero de 1924.

CALLE DEL LEÓN
Se encuentra a continuación de la calle San Marcos enlazando la carretera de La Solana con la calle San Juan Bautista.
Formó parte de la calle Bretón, que iba desde la Francisco Elipe hasta el campo.

CALLE  ESTRECHURAS
Paralela a la anterior y estrecha, como su nombre indica. Va desde la carretera de La Solana a la calle San Juan Bautista. Se aprobó el nombre por la Corporación Municipal en sesión del 17 de enero de 1924.

CALLE DE LA VID
Calle corta que enlaza la carretera de La Solana con la calle San Juan Bautista.
Recibe el nombre del arbusto leñoso del género vitis que constituye el principal cultivo del término.
Anteriormente se denominó continuación de Candelaria y antes de estar urbanizada la zona se conocía con la cuesta de Los Lagartos, enlazando con el camino de San Marcos.

CALLE SAN JUAN BAUTISTA DE LA CONCEPCIÓN
Avenida que bordea el Parque del Polígono y va desde la calle de la Vid hasta la de San Pedro. En ella encuentra la Residencia Sanitaria de la Seguridad Social "Nuestra. Señora. de Altagracia". Antiguamente se llamó Vuelta de Bretón y luego calle del Campo.
Debe su nombre al reformador de la Orden Trinitaria, nacido en Almodóvar del Campo el 10 de julio de 1561 y muerto en Córdoba el 14 de febrero de 1613. La promoción de beato a Santo la efectuó la Santa Sede al reconocerle un milagro realizado sobre un vecino de Daimiel. Al parecer dicho individuo tuvo un accidente de tráfico en las proximidades del hotel “El Cruce” resultando con heridas muy graves, de las cuales se recuperó gracias a la influencia de las reliquias del beato (¿).


AVENIDA DEL PARQUE
Avenida que bordea el otro lado del Parque del Polígono, donde se encuentra el grupo de viviendas sociales construidas en 1985. Enlaza la carretera de La Solana con la autovía de Madrid a Cádiz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario