ARTÍCULOS HISTÓRICOS

19 de agosto de 2018

LAS CALLES DE MANZANARES A FINALES DEL SIGLO XX (I)

Serie de artículos publicados en la revista Siembra entre marzo y julio de 1992.
Corregidos los errores detectados en la publicación de papel.

Las fotografías corresponden a 2018, fecha de la digitalización del documento.



El diccionario de la lengua castellana define lacónicamente las calles como “vías en poblado”. Independientemente de este significado académico, yo diría que son arterias por donde discurre habitualmente la vida de los pueblos, su transporte, el comercio, y sus ajetreados ciudadanos, circulando frenéticamente en un ir y venir que sólo decae con la luz del día, para repetirse al siguiente en un ciclo inacabable.
Muchas calles de Manzanares tienen para mí un carácter familiar y entrañable, pues desde niño constituyeron el lugar de encuentro con los vecinos; la zona de juego con los amigos; la vía de escape hacia el esperado partido de fútbol celebrado los sábados en la era de “Redondillo” o en la de “Los Lagartos”; el campo de batalla incruenta mientras soñábamos ser valientes vaqueros o apuestos caballeros del rey Arturo; y algo más tarde, el obligado circuito de los paseos dominicales, donde sentí las primeras punzadas del amor en los años dorados de la adolescencia. A medida que transitaba por sus aceras fui conociendo cada casa, cada piedra, cada itinerario y crecía en años mientras ellas lo hacían en número de pisos, vistiéndose de asfalto a la luz amarilla de lámparas halógenas.
Las calles tienen su propia personalidad, pues difieren unas de otras en su trazado, en su antigüedad, anchura, longitud, edificios significativos que albergan y sobre todo en el nombre.
El nombre de las vías públicas tiene su importancia, pues suelen ser indicador de la cultura historia y escalas de valores de los pueblos que las bautizan. Puede apreciarse en ellos desde la ideología política dominante hasta el militarismo, la influencia religiosa, el tipismo y el respeto o admiración por las grandes figuras de la investigación, de la literatura, del arte o de la propia vida local.
La denominación de las calles no es en absoluto inamovible, sino algo vivo que evoluciona con el transcurso del tiempo y con los cambios de la sociedad; por ello, cualquier transformación política profunda o la aparición de nuevos personajes ilustres suele dejar huella en los rótulos, hasta que la memoria de las generaciones se desvanece y la vida gira haciéndonos rendir homenaje a otros ídolos más conocidos o más famosos.
Exceptuando las vías principales y las de nuestro barrio, muchas personas tienen cierto desconocimiento y confusionismo sobre los nombres o situación de las calles de Manzanares, máxime cuando en los últimos 60 o 70 años han sufrido varios cambios en su denominación. Este trabajo pretende actualizar la información disponible, explicando a los jóvenes y forasteros la evolución y el significado de los nombres a lo largo del último siglo aproximadamente.
Para hacer más operativo este análisis dividiremos el pueblo en seis zonas arbitrarias:

 

ZONA 1
Limitada por las calles Cristóbal Colón, Mayorazgo, Reyes Católicos, Morago, Villarreal, Sendilla y Camino Viejo de La Membrilla.
ZONA 2
Enmarcada por las calles Cristóbal Colón, Ferrocarril, Jesús del Perdón y Mayorazgo.
ZONA 3
Limitada por las calles Jesús del Perdón, Ferrocarril, Toledo y Reyes Católicos.
ZONA 4
Enmarcada por las calles Toledo, Avenida del Parque, Vid, Candelaria, Blas Tello y Morago
ZONA 5
Limitada por las calles, Vid, Candelaria, Blas Tello, Villarreal, Sendilla y Camino de la Membrilla, Carretera de unión de la A-4 con la N-430 y tramo de unión de la Avenida del Parque con la N-430.
ZONA 6
Comprende los barrios periféricos de Madrid Moderno, Salamanca y Entrevías.

ZONA 1
 Constituye la parte más antigua de la población y presenta dos centros de interés preferente: el castillo de Manzanares, construido por la Orden de Calatrava hacia 1240, y la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción que data de finales del XV. Se incluye también en este sector lo que fue recinto amurallado de la villa a mediados del siglo XIV, estando formado por las siguientes calles:


CALLE VIRGEN DEL CARMEN
Enlaza las Plazas del Castillo y San Blas con la Plaza de la Constitución. Es una de las calles más antiguas del pueblo y antes de 1957 se llamó sólo calle del Carmen por estar ubicado en ella el Convento de Religiosos Carmelitas Descalzos fundado en 1587, demolido por las tropas francesas de ocupación el año 1809.
Durante el período de guerra civil (1936-1939), el impulso antirreligioso del momento hizo que se cambiase el nombre de esta calle por Aida Lafuente en recuerdo de esta joven asturiana que murió a los 18 años combatiendo frente a los legionarios y regulares del general Yagüe en el pórtico de la iglesia de San Pedro de los Arcos de Oviedo, durante el movimiento revolucionario de Octubre de 1934.
Finalizada la contienda recobró su nombre, hasta que en 1957 paso de calle del Carmen a Virgen del Carmen.
Destacan en esta vía la presencia de la casa palacio que fue de los Marqueses de Salinas y la mansión de la familia Merino donde pernoctó Santa Teresa el 14 de febrero de 1575 en viaje desde Malagón a Beas de Segura, casa que se convirtió luego en Instituto Laboral de Enseñanza Media inaugurado en octubre de 1955
En el mismo lugar que antes ocupara el convento carmelitano fue edificado en 1906 el Colegio de Religiosas Concepcionistas Franciscanas de la Enseñanza.


 

Casa de la familia Chacón-Salinas
Antigua casa de la familia Merino

AVENIDA DE CRISTÓBAL COLÓN
Debe su nombre al insigne almirante de las Américas y engloba a las calles denominadas antes calle nueva del Río, desde la de San Blas hasta la antigua carretera de Andalucía, y la calle Fachada del Río, desde la vieja carretera de Andalucía hasta el ferrocarril.
Con anterioridad se dio el nombre de calle Colón a la actual Calle Murillo

CALLE CIEGA DE MANZANARES
Antigua calle de la Madera, debe su nombre actual a la célebre poetisa repentizadora Francisca Díaz-Carralero Rodelgo, más conocida como la Ciega de Manzanares que nació en una de sus casas el  año 1816.
Esta calle iba en principio desde la calle Cárcel a la Plaza de Santa Cruz. Más tarde se amplió, absorbiendo la calle Zacatín, hasta que recientemente se volvieron a separar recuperando el itinerario original.


CALLE ZACATÍN
Enlaza la Plaza de Santa Cruz con el Camino Viejo de La Membrilla. Debe su nombre al mercadillo de telas y ropas montado por los  moriscos desterrados de Granada, obligados a establecerse en Manzanares.

CALLE DE LA HOZ
Como la herramienta utilizada para segar las mieses. Abarcaba desde la calle Jesús del Perdón hasta la calle de San Isidro, adoptando la forma que tuvo la muralla de circunvalación de la villa.
En distintos períodos fue absorbida por la calle de la Iglesia y por la del Capitán Cortés, habiendo recuperado finalmente su antiguo nombre aunque limitado su recorrido hasta calle de la Cárcel.

CALLE CAPITÁN CORTÉS
Llamada así en memoria del capitán de la Guarda Civil D. Santiago Cortés González, natural de Valdepeñas de Jaén, quien perdió la vida en el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza de Andújar (Jaén) donde un nutrido grupo de guardias comprometidos con el alzamiento militar de julio de 1936 resistieron combatiendo hasta el 1 de mayo de 1937. Esta calle, que al igual que la anterior formó parte de la muralla de circunvalación de la villa, discurre actualmente desde la calle de la Cárcel hasta la Plaza de Santa Cruz.
Durante algún tiempo incluyó a las tradicionales calles de la Gata y de la Hoz, hasta que esta última recuperó su nombre original.


PLAZA DE SANTA CRUZ
Plaza de rancio abolengo en nuestro pueblo. Confluyen en ella las calles Zacatín, Ciega de Manzanares, Pizarro, Capitán Cortés, Orden de Alcántara, Actor Luisillo y Manuel de Falla.
Llamada tiempo atrás Plaza del Matadero Viejo, por estar allí ubicado el matadero público hasta 1906 en que se abrió el matadero nuevo.


CALLE MANUEL DE FALLA
Calle de pequeña longitud que une la Plaza de Santa Cruz con la Avenida de Cristóbal Colón.
Debe su nombre al insigne compositor gaditano D. Manuel de Falla Matheu que vivió entre los años 1876 y 1946. Autor entre otras obras del Sombrero de Tres Picos o El Amor Brujo.
Durante el régimen franquista se llamó calle de la Falange en memoria de la organización política Falange Española, fundada el 29 de octubre de 1933 por José Antonio Primo de Rivera.

CALLE ACTOR LUISILLO

Paralela a la anterior y de igual longitud, une la Plaza de Santa Cruz con la Avenida de Cristóbal Colón. Su nombre pretende rememorar al gran actor Luis González-Elipe Abad "Luisillo" que vivió entre los años 1905 y 1967. Hombre polifacético que destacó como pintor, decorador y cómico, célebre por sus representaciones de Sancho Panza en la "Insula de Barataria" y de Moniquito en la "Rosa del Azafrán". Durante el período franquista se llamaba calle del Requeté en honor a la agrupación de soldados carlistas que combatieron al lado de franco contra la II República defendiendo la tradición religiosa y monárquica.

CALLE MAYORAZGO
Como la institución de derecho civil que hacía recaer los bienes familiares en el hijo primogénito. En este caso debe su nombre al mayorazgo de Quesada-Treviño por haber estado la mansión de dicha familia en esta calle.
Enlaza la calle Jesús del Perdón con la Avenida de Cristóbal Colón y formó parte del itinerario urbano de la Cañada Real Soriana y de la Carretera Nacional de Madrid a Cádiz cuando atravesaba la población. Antiguamente se le llamó calle Donato de Quesada.
En ella se encuentra la Casa de la Cultura

Eeeeee
E

CALLE DE LA CÁRCEL
Así llamada por estar ubicada en ella la vieja cárcel de la villa hasta que se construyó la Prisión del Partido Judicial en la Carretera de La Solana el año 1927. Comunica la Plaza de la Constitución con la Avenida de Cristóbal Colón. En febrero de 1929, con motivo del fallecimiento de  a la reina María Cristina de Habsburgo, segunda esposa de Alfonso XII y regente de España durante la minoría de edad de su hijo Alfonso XIII, se la bautizó con el nombre de calle de María Cristina.
Al llegar la Segunda República cambió por calle del Capitán García Hernández en memoria de Ángel García Hernández, capitán del Regimiento Galicia, fusilado por intentar derrocar la monarquía de Alfonso XIII tras la sublevación de Jaca el año 1930.
Durante la dictadura franquista adoptó el nombre de calle del 18 de Julio para conmemorar la fecha del alzamiento militar contra el Gobierno Republicano.
Llegada la democracia recuperó su nombre original.
En ella se encuentra la biblioteca "Lope de Vega"

CALLE SAN ISIDRO
Une la calle Virgen del Carmen con la Avenida de Cristóbal Colón. Así llamada en honor a San Isidro Labrador, patrón de los agricultores, nacido en Madrid y que vivió entre los años 1080 y 1130 siendo modelo de virtudes y humildad. La calle se denominó San Isidro por desembocar frente a la antigua glorieta del mismo nombre (actuales jardines del Parterre) donde existió una ermita bajo la advocación de este Santo, construida en 1613.
Durante cierto tiempo el tramo entre Capitán Cortés y Manifiesto se llamó calle Durán por habitar una de sus casas el escribano D. Francisco Durán en el primer tercio del siglo XVIII. Después la calle Durán desapareció absorbida por San Isidro, hasta la calle del Carmen, y por Don Pedro, el resto. Durante el período franquista, el tramo desde Capitán Cortés a Virgen del Carmen se denominó calle de García Morato en memoria del comandante de aviación Joaquín García Morato, jefe de escuadrilla de la fuerza aérea rebelde, premiado por sus proezas con dos cruces laureadas de San Fernando.
Llegada la democracia los dos tramos se unificaron bajo el nombre de calle de San Isidro.





CALLE VÁZQUEZ DE MELLA
Tradicionalmente conocida como calle Honda al presentar cierto desnivel entre el comienzo y el final de su itinerario.
Enlaza la calle Virgen del Carmen con la del Capitán Cortés.
Su nombre actual se debe a D. Juan Vázquez de Mella y Fanjul, polígrafo español natural de Cangas de Onís, diputado, periodista, orador notable, hombre de vastísima cultura y mayor honestidad que vivió entre 1862 y 1928.

  


CALLE ORDEN DE ALCÁNTARA
Une la calle Virgen del Carmen con la Plaza de Santa Cruz. Su nombre rememora la Orden Militar y Religiosa fundada por D. Suero Fernández Barrientos en 1156 para combatir a los musulmanes, que tuvo su casa matriz en Alcántara (Cáceres) y adoptó la regla del Císter.
Anteriormente recibió el nombre de Ciego Durán (?) y luego estuvo incluida en calle Don Pedro.
Este mismo nombre se dio antes a uno de los tramos de la actual calle del Manifiesto.


CALLE PIZARRO
Enlaza, al igual que la anterior, la calle Virgen del Carmen con la Plaza de Santa Cruz.
Su nombre recuerda al capitán D. Francisco Pizarro, aventurero extremeño natural de Trujillo y conquistador del Perú, que ordenó dar muerte al emperador inca Atahualpa a pesar de haber pagado su pueblo un enorme rescate en oro. Nació el año 1478 y murió asesinado por sus propios hombres en un palacio de Lima en 1541.
Antiguamente se llamó del Matadero Viejo por conducir al matadero de animales para abasto de carne. En el plano de 1926 aparece como Vuelta del Carmen.

 

CALLE SAN BLAS
Comunica un extremo de la Avenida de Cristóbal Colón con la Plaza de San Blas. Debe su nombre al que fuera obispo de Sebaste (Armenia) convertido luego en eremita hasta que el emperador romano Licinio ordenó su ejecución, muriendo decapitado el año 313.

En el plano de 1926 aparece como Vuelta de San Blas.


PLAZA DE SAN BLAS
Llamada así por dar a ella la ermita que acoge a este Santo viejo desde 1847.
Desembocan aquí las calles de San Blas, Camino de La Membrilla, Sal, Matadero (nuevo) y Virgen del Carmen.


CAMINO DE LA MEMBRILLA
Calle que enlaza la Plaza de San Blas con la carretera de unión de la N-IV con la N-430, prosiguiendo luego el camino sin asfaltar hasta el vecino pueblo.

CALLE REYES CATÓLICOS
Importante calle con magníficas casas solariegas que une la calle Jesús del Perdón con el inicio de la calle Toledo (antigua Plaza de los Paradores).
Tradicionalmente conocida por calle de las Trompas debido, según apunta D. José Antonio García-Noblejas, a que en una de sus casas habitó la familia López-Trompo y sus hijas.
Formó parte del itinerario urbano de la Cañada Real Soriana y por ella circularon ganados trashumantes durante muchos años.
En el Pleno celebrado por la Corporación Municipal el 18 de julio de 1927 se acordó denominar la calle como calle Alfonso XIII en homenaje al noveno miembro de la casa de Borbón que reinaba en España, abuelo de nuestro monarca Juan Carlos I.
Al llegar la II República cambió y paso a llamarse calle Capitán Galán en homenaje a D. Fermín Galán Rodríguez, militar republicano fusilado en 1930 por impulsar la sublevación de Jaca en contra de la monarquía. Tras la Guerra Civil volvió a cambiar por Reyes Católicos en memoria de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, artífices de la unificación territorial de España, finalizada en 1492.



CALLE DE LA IGLESIA
Llamada así por discurrir frente a la fachada norte dela Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Actualmente va desde la calle Jesús del Perdón hasta la calle Empedrada siguiendo el trazado de la muralla de circunvalación de la villa.
Antiguamente llegaba hasta la calle de la Cárcel absorbiendo a la calle de la Hoz, limitándose después al itinerario actual.

PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN
Constituye el centro neurálgico de la ciudad donde se ubican la Casa Consistorial y la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción cuya construcción se inició  a finales del siglo XV.
Hasta el año 1940 albergaba el mercado de abastos y confluyen en ella las calles: Empedrada, Rey, Virgen del Carmen, Cárcel, Jesús del Perdón y la de Ntra. Sra. de la Asunción.
Debe su nombre actual a la Constitución de 1978, conjunto de leyes fundamentales que rigen hoy la convivencia de los españoles.
Su nomenclatura ha estado siempre muy influenciada por los cambios políticos, habiéndose llamado sucesivamente Plaza Pública, Plaza de la Constitución (referida a la de 1876), Plaza de la República y durante el período franquista Plaza de José Antonio en memoria de José Antonio Primo de Rivera, abogado y político fundador de Falange Española fusilado en Alicante el 20 de noviembre de 1936.
Tras la llegada de la democracia volvió a llamarse Plaza de la Constitución.



PLAZA DE SAN FRANCISCO
Pequeña plaza a donde da la fachada norte de la iglesia parroquial, limitada por la calle Iglesia y calle Ntra. Sra. de la Asunción. Sobre este solar estuvo el Círculo Católico incendiado durante la Guerra Civil.


CALLE DE LA CRUZ DE PIEDRA
Calle corta que enlazaba la Plaza con la calle del Obispo Carrascosa. Actualmente está incluida en calle Jesús del Perdón.

CALLE EMPEDRADA
 Así llamada por ser la primera que se cubrió con canto rodado, mientras el resto eran de tierra.
Constituyó siempre un importante núcleo comercial enlazando la Plaza de la Constitución con la calle Morago.
Durante el último año de guerra civil fue llamada calle de Eugenio Cobos en memoria de Eugenio Cobos Chicharro, alcalde de Manzanares por el Partido Socialista desde el triunfo del Frente Popular en Febrero de 1936 hasta su fallecimiento el 27 de mayo de 1938.
Terminada la guerra pasó a denominarse calle Generalísimo en honor al general Francisco Franco Bahamonde, vencedor de la contienda y Jefe del Estado Español hasta 1975.
Llegada la democracia recuperó su nombre original.



CALLE DOCTOR FLEMING
En honor al doctor Alexander Fleming, bacteriólogo escocés descubridor de los antibióticos y premio Nobel en medicina el año 1945.


Esta calle discurre desde la Virgen del Carmen hasta la Plaza de Alfonso XIII (Plaza de las Monjas).
Anteriormente se llamó únicamente calle Doctor en reconocimiento a la labor desarrollada por el Dr. Francisco Jimeno, titular de Manzanares hacia mediados del siglo XVIII.


CALLE MONJAS
Es una de las calles con más solera del pueblo, conservando aún su aspecto típico manchego. En la actualidad enlaza la calle Virgen del Carmen con la Plaza de Alfonso XIII discurriendo paralela a la del Doctor Fleming.
A principios del siglo XX llegaba desde la calle del Carmen hasta la huerta de la Candelaria.
Hace varios siglos el primer tramo de esta calle se llamó calle San Sebastián por estar la ermita del mismo nombre en la esquina con calle del Carmen.
Ha conservado inmutable su denominación durante muchísimos años, con la excepción del período de guerra civil durante el cual tomó el nombre de Buenaventura Durruti en honor del líder revolucionario anarquista caído en la defensa de Madrid frente a las tropas rebeldes el 20 de noviembre de 1936.
Finalizada la contienda recuperó su nombre primitivo.





CALLE MAESTRO DON CRISTÓBAL
Enlaza la calle Virgen del Carmen con la de Villarreal. Debe su nombre al maestro de primera enseñanza D. Cristóbal del Río, natural de Lodoso (Burgos) quien desarrolló su actividad educativa en Manzanares siendo fundador y director del colegio privado San Luis Gonzaga. Fue nombrado Hijo Adoptivo de Manzanares en 1977. Anteriormente esta calle se llamaba calle Tirso de Molina, pseudónimo del genial poeta y dramaturgo Gabriel Téllez, fraile mercedario autor entre otras obras de D. Gil de las Calzas Verdes y El Burlador de Sevilla. El nombre de Tirso de Molina había sustituido a su vez a las tradicionales calles de D. Pedro, que iba desde Villarreal a San Pedro formando en su confluencia una pequeña plaza hoy desaparecida, y su continuación calle del Marqués, por formar esta última un lateral de la casa palacio del Marqués de Salinas.




CALLE MORAGO
Discurre entre la Plaza Alfonso XIII y la antigua Plaza de los Paradores (hoy sin bautizar), donde comienza la calle Toledo.
Durante la dictadura franquista recibió el nombre de calle del General Mola en honor al general D. Emilio Mola Vidal, uno de los cerebros organizadores de la rebelión militar que diera origen a la guerra civil 1936.
Tras la llegada de la democracia recupero su nombre original.


CALLE VILLARREAL
Enlaza la Plaza de Alfonso XIII con la calle Matadero (nuevo). Ha permanecido durante largo tiempo sin variar su nombre, debido a que tuvo casa en ella a principios del siglo XVII D. Francisco Villarreal, caballero de la Orden de Santiago.
A principios del siglo XX era más corta pues solo llegaba desde Monjas al final de Orden de Montesa, enlazando con la calle Marcote a la que acabó absorbiendo.
Destaca en dicha calle la llamada casa de la Tercia donde se almacenaba la tercera parte de los diezmos en especies, correspondientes al Arzobispo de Toledo.

CALLE DEL PADRE MANUEL DE HONTORIA
En memoria de José María Ruiz González, franciscano capuchino natural de Hontoria (Santander) que vivió entre los años 1895 y 1975. Llegó a Manzanares en mayo de 1944 en plena postguerra, contribuyendo a restaurar la moral católica en el pueblo tras el conflicto bélico. Recibió a título póstumo el nombramiento de Hijo Adoptivo y Medalla de Oro de Manzanares por su labor pastoral siendo alcalde D. Carmelo Melgar. Esta calle enlaza la Reyes Católicos, donde tuvieron su casa conventual los Capuchinos, con calle Empedrada.
Anteriormente se llamaba calle de Santa Teresa en honor de Teresa de Cepeda y Ahumada, doctora de la Iglesia reformadora de la orden religiosa del Carmelo.

PLAZA DE ALFONSO XIII
En homenaje al monarca de la casa de Borbón que reinó en España desde 1902 hasta la caída de la monarquía ocurrida en 1931 al proclamarse la Segunda República.
En ella confluyen las calles Morago, Anega, Blas Tello, Monjas, Villarreal, Doctor Fleming y Doctor Muñoz Úbeda.
Anteriormente se la llamó Plaza de las Monjas por dar a ella el convento de Religiosas Concepcionistas Franciscanas de Clausura fundado en 1592 por la familia Quesada.
CALLE DOCTOR MUÑOZ ÚBEDA
Une la calle Empedrada con la del Doctor Fleming.
Antiguamente formaba parte de la 4ª Vuelta a Empedrada y ahora debe su nombre al médico D. Pedro Muñoz Úbeda, quien desarrolló su actividad profesional en Manzanares a principio de siglo. Autor del folleto "Causas y Prevención de la tuberculosis en Manzanares", publicado en septiembre de 1911. Murió de forma violenta 1l 16 de diciembre de 1920.

CALLE ÁLVAREZ DE SOTOMAYOR
En honor a D. Pedro Álvarez de Sotomayor Rubio, sacerdote franciscano natural de Lucena (Córdoba), que fue párroco de Manzanares entre 1799 y 1822. Durante la guerra de la Independencia tuvo el gesto de salir al encuentro del general Horace Sebastiani, el día 31 de marzo de 1809, acompañado por un grupo de vecinos que portaban la imagen del Cristo de la Veracruz, para interceder en favor del vecindario, dado el furor que traían las tropas francesas tras su victoria en la batalla de Ciudad Real.
Esta calle une la de Lope de Vega con la del Doctor Fleming y antiguamente estaba formada por: 3ª Vuelta de Empedrada, 2ª Vuelta de Trompas, Rivas y Mateos.
Más adelante las de Mateos y Rivas (nombres de sacerdotes miembros del Cabildo) que iban respectivamente desde Lópe de Vega a Obispo y desde Obispo a Reyes Católicos, tomaron el nombre de calle Sotomayor, mientras la calle 2ª Vuelta de Trompas, desde Reyes Católicos a Empedrada, se denominó calle Campoamor en memoria del D. Ramón de Campoamor y Camposorio insigne poeta que vivió entre 1817 y 1901, célebre por sus populares Doloras.
La calle 3ª Vuelta de Empedrada se llamó calle Álvarez Quintero en reconocimiento a los hermanos Serafín y Joaquín Álvarez Quintero, autores dramáticos contemporáneos a quienes debemos más de doscientas obras de teatro y numerosas zarzuelas como "La reina mora" o "La mala sombra".
En la reforma del callejero realizada en 1957 las calles Sotomayor, Campoamor y Álvarez Quintero se unificaron bajo en nombre de Álvarez de Sotomayor.
El nombre de Sotomayor se dio también a finales del siglo XIX a un tramo de la actual calle del Obispo Carrascosa.

CALLE ORDEN DE MONTESA
Enlaza de calle Villarreal con la de las Monjas. Debe su nombre a la Orden de Caballería de Nuestra Señora de Montesa, instituida por el rey Jaime II de Aragón en 1317 con objeto de combatir a los musulmanes que invadían con frecuencia las costas valencianas.
Anteriormente se llamó 2ª Vuelta de Monjas y 2ª Vuelta de Don Pedro.

CALLE VIRGEN DE LA ESPERANZA
Comunica a las calles Empedrada y del Castillo. En los primeros años del siglo estuvo formada por: 2ª Vuelta de Empedrada, Vuelta a Doctor, 1ª Vuelta de Monjas y Callejuela de la Hoz. Todas seguían el itinerario de los cimientos de la muralla que circunvalaron la villa en el siglo XIV.
Posteriormente los cuatro tramos de esta calle adoptaron tres nombres; los dos primeros, es decir desde Empedrada a Monjas se llamaron calle de Hernán Cortés en honor del aventurero extremeño natural de Medellín, artífice de la conquista de Méjico.
El tercer tramo desde Monjas a Maestro Don Cristóbal se llamó calle Calderón de la Barca, en memoria de D. Pedro Calderón, insigne autor dramático del siglo XVII que escribió entre otras obras "La Vida es Sueño" y "El Alcalde de Zalamea".
El cuarto tramo,  desde  Maestro Don Cristóbal a Prensa, se denominó calle de la Bruja (?).

CALLE EJÉRCITO
Callejón estrecho y peatonal que une la calle Reyes Católicos con la calle de la Iglesia. Antes se llamó Callejón de la Iglesia.

CALLE 1ª VUELTA DE DON PEDRO
Llamada así porque unía la antigua calle Don Pedro (actual Maestro Don Cristóbal) con la calle del Castillo.
Anteriormente se llamó calle San Pedro como el apóstol de Jesús que fue primer Obispo de Antioquía y primer Papa de la Iglesia Católica, crucificado por orden de Nerón el año 64.
Durante el período franquista se la llamó calle del Doctor Albiñana en memoria del médico D. José Albitana Sanz, activista monárquico de ideología fascista. Escritor y diputado en las cortes de la Segunda República, fue fusilado durante el proceso revolucionario de 1936.
Llegada la democracia recuperó el nombre de 1ª Vuelta de Don Pedro.

CALLE MANIFIESTO
Así llamada en memoria del manifiesto político de corte liberal que el general Leopoldo O'Donnell dirigió al país desde Manzanares el 7 de julio de 1854 y que tuvo como consecuencia la caída del gobierno conservador presidido por D. Luis José Sartorius, Conde de San Luis.
Enlaza actualmente la calle Empedrada con Maestro Don Cristóbal. Tiempo atrás esta calle estaba formada por dos; la 1ª Vuelta a Empedrada, desde Empedrada a Doctor, y calle Cruz del Pósito, desde Doctor a Maestro Don Cristóbal. Esta última debía su nombre a haber estado en ella el depósito de grano del pueblo.
Posteriormente la calle del Pósito se subdividió en otras dos. El primer tramo, entre Doctor Fleming y Monjas, conservó el nombre de Pósito;  el segundo tramo, desde Monjas a Maestro Don Cristóbal, se denominó calle Orden de Alcántara.
Tras la remodelación del callejero en 1957 los tres tramos se refundieron bajo en nombre de calle del Manifiesto, dándose el de Orden de Alcántara a la antigua calle del Matadero (viejo).

CALLE NUESTRA SEÑORA DE LA ASUNCIÓN
Callejón que bordea el ábside de la iglesia parroquial del mismo nombre, enlazando la calle Empedrada con la calle de la Iglesia.

 CALLE DEL REY
Pasaje peatonal formado tras la construcción del nuevo Ayuntamiento en 1929 que comunica la Plaza de la Constitución con la calle del Doctor Fleming. Llamada así como homenaje al rey Alfonso XIII.

CALLE ESPRONCEDA
En memoria de José de Espronceda Delgado, célebre poeta romántico natural de Almendralejo (Badajoz), autor entre otras obras de la Canción del Pirata.
Discurre por la parte trasera de la que fuera casa del Marqués de Salinas, enlazando la Plaza del Castillo con la actual calle del Maestro D. Cristóbal.
Tradicionalmente se denominó calle Corpas por tener casa en ella un presbítero de tal apellido.

PLAZA DEL CASTILLO
Contigua a la de San Blas. A ella daba la puerta principal del castillo de Manzanares que dio origen a la villa. En ella confluyen las calles: Virgen del Carmen, Espronceda, Prensa e Independencia.




CALLE DEL CASTILLO
Tramo que une la Plaza del Castillo con Villarreal.

Tras la remodelación de 1957 desapareció para incluirla en calle de la Prensa.

CALLE SAL
Calle muy corta de reciente denominación que une la Plaza de San Blas con la Sendilla de La Membrilla.

SENDILLA DE LA MEMBRILLA
Calle estrecha que va desde la calle del Matadero (nuevo) al camino de La Membrilla. Ese camino formó parte en épocas remotas del camino del Toledillo, que era entonces una vía de circunvalación que comunicaba Membrilla con el camino de Toledo bordeando el casco urbano de Manzanares.

CALLE ORDEN DE SANTIAGO
En recuerdo de una de las principales Órdenes Militares de la Edad Media, con casa matriz en Uclés, fundada en el reino de León hacia 1161 por D. Pero Fernández Fuentencalada.
Conecta la calle San Antón con la calle de la Cárcel y anteriormente estuvo formada por dos: El primer tramo, desde San Antón a Mayorazgo, se llamó calle Salmerón en homenaje a Don Nicolás Salmerón Alonso, político que vivió entre 1838 y 1908 llegando a ser Presidente de la Primera República Española, puesto del que dimitió para no tener que firmar una sentencia de muerte. Fue también Presidente de las cortes republicanas hasta el golpe de Estado de 1874.
El otro tramo, entre Mayorazgo y Cárcel, se llamó hacia finales del siglo pasado calle del Ama Rº (¿).
Durante el período franquista ambos tramos se llamaron calle Ruiz de Alda en memoria del aviador Julio Ruiz de Alda, quien, junto con otros dos compañeros, consiguieron en 1926 volar desde Moguer a Buenos Aires con un pequeño hidroavión llamado "Plus Ultra". Fue también miembro del triunvirato dirigente de Falange Española y de las J.O.N.S. junto con José Antonio Primo de Rivera y Ramiro Ledesma. Murió en Madrid como consecuencia del proceso revolucionario desencadenado tras la sublevación militar de 1936.
Tras la llegada de la democracia fue rebautizada con el nombre de Orden de Santiago.


Aclaración de las calles que se llamaban Vuelta de otra más importante
Plano de 1926


FUENTES
Plano de Manzanares 1906-1909
Plano de Manzanares 1917
Plano de Manzanares 1926
Plano de Manzanares años 1940
Guía de Manzanares 1957
Plano de Manzanares 1958
Guía de Manzanares 1975


No hay comentarios:

Publicar un comentario